lunes, 14 de septiembre de 2015

DEMto3D: impresión 3D en QGIS.

Vamos hoy con un asunto que pinta interesante y que en los últimos tiempos está muy de actualidad: la impresión en 3D. Yo soy un absoluto ignorante del tema, así que para los que estáis como yo ahí dejo el enlace a la Wikipedia para ponerse un poco al día. La cartografía no podía ser ajena a estas nuevas posibilidades de impresión, y resulta que existe un plugin para uno de nuestros programas más habituales: DEMto3D para QGIS. En su web tenemos toda la información necesaria sobre cómo instalar el plugin, cómo funciona, qué se puede hacer con él, etc, etc... así que no dejéis de visitarla. Aquí tenemos también el repositorio web del plugin.
¿Qué es DEMto3D? En resumen, se trata de una extensión disponible para los software libres y de código abierto Kosmo-Desktop y QGIS, que permite la impresión en 3D de MDE (Modelos Digitales de Elevaciones). Digamos, así a lo bruto, que podemos exportar un archivo de elevaciones a un formato en el que es posible imprimirlo profesionalmente en 3D en algún material sólido de los que se usen (escayola, yeso, papel, aleaciones, ...). La posibilidad de hacernos maquetas del terreno un poco más cerca. Y como ya me conocéis, vamos a probarlo....
Descargamos desde su web el plugin comprimido, extraemos el ejecutable qgis_demto3d_v2.3.0_install.exe y procedemos a la instalación tal como nos cuentan en la propia página. Es muy sencillo.
Simplemente instalar el ejecutable y activarlo desde la ventana de complementos de QGIS.
Una vez instalado y activado desde QGIS lo tenemos disponible tanto en el menú Complementos, como en un botón que se crea en la barra de herramientas con las letras STL (la extensión de los archivos para impresión 3D).
Lo siguiente que necesitamos es un archivo de elevaciones (MDE o DEM). Abrimos en QGIS nuestro archivo (en este caso en formato .asc). Ejecutamos DEMto3D y configuramos todas sus opciones. En este punto lo mejor y más sencillo es que consultéis la Ayuda del propio creador que explica en su propia página todos los parámetros necesarios e incluso tiene un vídeo del proceso (aunque el vídeo es para Kosmo, muchos pasos son comunes para QGIS). Nosotros para este ejemplo hemos configurado la ventana como sigue:
Hemos usado el botón Extensión de capa, con lo que los parámetros de coordenadas se autocompletan. En espaciado hemos puesto 1 para que el archivo no nos saliera muy pesado. En Dimensiones hemos puesto 250 (25 cms) en Alto y pulsando Intro se nos autorellenan el Ancho y la Escala ( de modo inverso puede rellenarse la escala y se autocompletarían el resto). Por último, y basados en los datos que nos da el cuadro, hemos puesto que imprima a partir de la cota 250 metros, con lo que se autorellena la altura que tendrá el modelo.
Y como no disponemos de una impresora 3D así a mano, exportamos el archivo al formato STL que, entiendo, debe ser un formato común en este mundillo de impresión 3D. Id probando con áreas pequeñas y con espaciados poco exigentes o los tamaños del STL se os pueden desbordar... Como muestra de tamaños de archivos y para que os hagáis una idea, en este ejemplo yo he usado un DEM en formato .asc de una extensión de 55x39 kilómetros (unos 2157 kms cuadrados) con una resolución de 25 m/pixel. El tamaño del .asc es de 29 megas. Con los parámetros que hemos usado en la ventana de opciones, el STL resultante tiene un peso de 66 megas. Y simplemente bajando el espaciado de 1 a 0.5 el STL resultante son 264 megas.
Una vez generado el STL del terreno quería poder mostrároslo, así que siguiendo el vídeo de la ayuda de DEMto3D, lo he abierto en MeshLab, un programa del que desconozco absolutamente todo pero que me ha servido para poder ver físicamente el modelo de impresión.
Captura de nuestro modelo 3D en formato STL desde MeshLab.
Luego he descubierto que Global Mapper también me abre el STL, pero con un manejo más complicado y se visualiza peor el terreno (es muy posible que yo no sepa hacerlo). También he podido exportar desde un DEM un archivo STL perfectamente visible en MeshLab. Y con esto cerramos este artículo, que no pretende ser más que una ligera aproximación a las posibilidades que el mundo de la impresión 3D abre para el campo de la cartografía. Saludos.

PD: el gestor de complementos de QGIS me notificó nueva versión 2.3.1. del plugin DEMto3D. Después de la actualización me desapareció el botón STL de la barra de herramientas y el acceso al plugin se ha movido al menú Ráster.


3 comentarios :

  1. que bien me va a venir esto con la impresora 3D de la universidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, que envidia!!! Ojalá tuviera yo una a mano para probarlo... Saludos!!

      Eliminar